Con Harvard y a lo Coco

Logo de la Universidad de Harvard

Logo de la Universidad de Harvard

Menuda la que se ha liado con la famosa profesora de Harvard que ha dicho que el Aceite de Coco es veneno. La práctica totalidad de medios de comunicación se ha hecho eco de un vídeo que lleva más de 1 millón de reproducciones en YouTube en el que una señora, supuestamente profesora de Harvard, supuestamente dice que el Aceite de Coco es veneno y, por lo tanto, no deberíamos consumirlo. Digo supuestamente porque el video está en Alemán, y -al menos para mí- esto representa un problema mayúsculo a la hora de comprenderlo. De todos modos, he invertido un poco de tiempo en tirar del hilo, a ver qué salía y aquí traigo mis conclusiones.

Dra. Karin B. Michels

Dra. Karin B. Michels

Cada vez que veo que los medios de comunicación publican que alguien de “Harvard” dice algo me echo a temblar. Harvard es mundialmente reconocida como una de las mejores universidades del mundo y, por lo tanto, decir que un profesor de Harvard ha dicho algo sienta bastante cátedra. Sin embargo, Karin Michels, que es la protagonista del famoso vídeo, no trabaja en Harvard, sino en UCLA (Universidad de California en Los Ángeles), dónde es profesora a tiempo completo, pero fuera de EEUU, decir que uno enseña en UCLA no es, ni por asomo, tan impactante como decir que enseña en Harvard. Para colmo de males, la conferencia en alemán a la que todos hacen referencia no es ni en Harvard ni en UCLA, sino en la Universidad de Friburgo, dónde la propia Michels estudió medicina. La profesora Karin Michels tiene una sorprendente cantidad de titulaciones, pero ninguna de ellas de nutrición, vaya esto por delante. Tiene masters en estadística médica y en epidemiología, doctorado en bioestadística, y muchos otros títulos, pero no tengo claro cual de ellos le le capacita para decir que el Aceite de Coco es un veneno.

La conferencia en alemán publicada en YouTube está dedicada a los mitos de los superalimentos y trata bastantes supuestos, no solo el del aceite de coco. Por poner un ejemplo, derriba el mito de que las Espinacas tienen mucho hierro. También pone a la misma altura la mantequilla y el aceite de coco. ¿Porqué no hemos visto a todos los medios de comunicación decir que la mantequilla es veneno o que las espinacas no contienen hierro? En efecto, porque eso no vende. Además, en el vídeo muestra una diapositiva en la que ordena los aceites de mejor a peor basada en una autentica estupidez que a continuación explicaré, y considera mejores que el aceite de oliva algunos como el de girasol, el de cardo, o el de soja por el simple hecho de contener más ácidos grasos polinsaturados, algo realmente ridículo. ¿Porqué no hemos visto titulares diciendo que el aceite de cardo es mejor que el de Oliva? Pues obviamente, porque esto atufa a guerra de intereses comerciales lanzada, como en otras ocasiones, en los medios de difusión masiva.

La Dra. Karin Michels ha emitido un comunicado, accesible aquí, para explicar lo que quería decir con el aceite de coco. Aunque el comunicado también está en Alemán, al menos se puede traducir con relativa facilidad. Lo que viene a decir es que el aceite de coco se compone, en un 92%, de grasa saturada, algo que obviamente ya sabíamos, y que de dicha grasa, aproximadamente la mitad, son ácidos grasos de cadena media, algo que también sabíamos. Sin embargo, su teoría, en pleno 2018, y después de que todo la comunidad científica la haya asumido como incorrecta, es que la grasa saturada aumenta los niveles de colesterol LDL causando un ataque al corazón. Si, ha leído  usted bien, esta señora vuelve a las teorías de 1960 para decirnos que no comamos aceite de coco (ni mantequilla, ni grasa animal…) porque nos va a dar un ataque al corazón y, para ello, culpa -como no, al colesterol. Otro soplo de aire fresco para Danone, Pfizer y el resto de gigantes que amasan millonarios ingresos gracias a tu miedo al colesterol.

Como publiqué hace tiempo en este otro artículo, las recomendaciones nutricionales del gobierno de EEUU eliminaron la cantidad de colesterol que se debería ingerir al día en 2015 porque está más que demostrado que no hay una correlación entre el colesterol dietético (ingerido) y el colesterol en sangre. Además, como también he explicado en innumerables ocasiones, tener el colesterol alto, por sí solo, no es un factor de riesgo de absolutamente nada, y no lo digo yo, lo dicen las empresas farmacéuticas que fabrican pastillas contra el colesterol, aunque, eso sí, lo dicen en la letra pequeña de los prospectos. Es la oxidación que puede producirse del colesterol por motivos como azúcar alta en sangre, estrés o tabaquismo, lo que puede tener resultados fatales para la salud, e incluso en ese caso, dejar de ingerir colesterol no proporciona beneficio alguno para la salud.

Aceite de Coco para Adelgazar

Aceite de Coco

En cuanto al aceite de coco, cabe recordar que los ácidos grasos de cadena media, que son la grasa saturada que lo componen aproximadamente al 60%-65%, se metaboliza directamente en energía en el hígado, por lo que el simple hecho de que no acabe formando glucosa en tu sangre como otros alimentos, ya es un beneficio en la dieta. En concreto, y aunque esto ya lo expliqué en este otro artículo, el ácido laúrico, principal ácido graso que compone el aceite de coco, precursor de la monolaurina, un antibiótico natural que fabrica nuestro organismo, también está presente en la leche materna humana, que lógicamente también es rica en grasa saturadas, pues las madres también son animales y no semillas ni cereales. El miedo a la grasa saturada es un invento que ya desmonté en mi libro La gran mentira de la nutrición, y que resumo en este artículo sobre El engaño del siglo XX de 2013.

Para resumir, quiero dejar claro que el vídeo y posterior declaración de Karin Michels no aporta absolutamente nada nuevo sobre lo que ya sabíamos del aceite de coco y las grasas saturadas en general. Para colmo, vuelve a abrazar conceptos nutricionalmente anticuados acerca de la ingesta de grasa, conceptos que, por cierto, cuando fueron puestos masivamente en práctica elevaron tremendamente los casos de enfermedad cardiovascular en Estados Unidos, produciendo el efecto contrario al que se preveía. En este caso concreto, los medios de comunicación, probablemente manejados al antojo de la industria alimenticia, han echo mucho fuego con pólvora mojada y caducada, y se han olvidado de hablar de otros temas que también se mencionan en el vídeo, como el supuesto mito de que las espinacas contienen hierro. En mi opinión, mientras yo escribo esto y usted lo lee, la industria del aceite de oliva -que es un magnífico aceite también- se frota las manos viendo como la tendencia al alza del consumo de aceite de coco se frena de seco, una vez más, por el miedo que la industria induce en el consumidor. Si de verdad le preocupa morir de un infarto, deje de preocuparse por el aceite de coco y comience a preocuparse por el azúcar y, si lo necesita, pierda peso para reducir el nivel de grasa visceral que pueda tener acumulado y reducir sus niveles de glucosa en sangre, algo que sabemos de sobra desde hace décadas que produce un efecto terrible en su salud a medio y largo plazo. Si necesita ayuda para adelgazar, eche un vistazo más detallado a este blog y a sus contenidos.

Un último apunte, porque si me muerdo la lengua reviento. Harvard es una estupenda Universidad, sobre todo si quieres estudiar derecho. Sin embargo, no es la primera vez que alguien de Harvard mete la pata hasta el fondo al hablar de nutrición. Pero tampoco es la primera vez que aciertan, como ya dije en este artículo de 2013. Con esto quiero decir que en Harvard enseñan muchos profesores y trabajan muchos investigadores. Unos piensan de una forma y otros de forma contraria. Lo que diga una persona no tiene más valor por el hecho de que enseñe o trabaja en Harvard. Sin ir más lejos, el siglo pasado, la Universidad de Harvard apoyó la teoría de que las grasas eran el causante de la enfermedad cardiovascular, pero sólo lo hizo porque de otro modo hubiese perdido los fondos para la investigación en ese campo. Los grandes organismos, y Harvard también lo es, tienen sus prioridades y su agenda, y en ella, créame, ni su salud ni la de su familia están en la parte alta de la tabla.

Si te resulta interesante, ¡suscríbete!

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico los próximos artículos que vaya escribiendo sobre nutrición saludable y ejercicio dejándome tu dirección aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo click. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que creo que te gustarán bastante si tienes interés en cuidarte o cuidar de tu familia. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.

Receta de Lenguado al Horno

Receta de Lenguado al Horno

Si consigues un lenguado fresco de tamaño grande, de más de un kilo (el de la foto es de 1,5Kg), una de las mejores y más sencillas formas de prepararlo sin duda es hornearlo con un poco de mantequilla y hierbas aromáticas. Para ello, el pescadero debe haberte limpiado el pescado de vísceras y quitado la cabeza.

Al mezclar las proteínas de calidad del lenguado, que es un pescado poco graso, con las grasas de calidad de la mantequilla, obtenemos una ración de comida altamente nutritiva, muy adecuada si sigues una dieta restrictiva en carbohidratos para adelgazar o para mantener tu peso, que además te aporta micronutrientes presentes de manera natural en los pescados. Luego la puedes acompañar de un poco de ensalada o de algunas verduras bajas en carbohidratos que incluso puedes cocinar a la vez en el horno.

Información nutricional
Receta de Lenguado al Horno
Cantidad por ración
Calorías 379 Calorías de la grasa 81
% valor diario*
Grasa total 9g 14%
Grasas saturadas 4g 20%
Grasas poliinsaturadas 1g
Grasas monoinsaturadas 2g
Colesterol 191mg 64%
Sodio 595mg 25%
Potasio 1364mg 39%
Carbohidratos totales 1g 0%
Fibra dietética 0.3g 1%
Azúcares 0.01g
Proteínas 71g 142%
Vitamina A 6%
Vitamina C 12%
Calcio 8%
Hierro 9%
* Porcentajes diarios basados en una dieta de 2000 calorías.

 

Imprimir receta
Receta de Lenguado al Horno
Esta estupenda receta de lenguado al horno es muy fácil de preparar, altamente nutritiva y realmente exquisita. Si lo preparas, a tus hijos les encantará.
Receta de Lenguado al Horno
Votos: 1
Valoración: 3
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Tiempo de preparación 5 Minutos
Tiempo de cocción 45 Minutos
Raciones
Raciones
Ingredientes
Tiempo de preparación 5 Minutos
Tiempo de cocción 45 Minutos
Raciones
Raciones
Ingredientes
Receta de Lenguado al Horno
Votos: 1
Valoración: 3
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Instrucciones
  1. Ponemos el horno a calentar a 180º mientras preparamos el pescado.
  2. En una fuente de horno, preferiblemente de cristal, usamos un poco de mantequilla para untar el fondo y evitar que el pescado se quede pegado. Sobre esa base de mantequilla colocamos el pescado y ponemos un poco más de mantequilla sobre él. Después podemos añadir unos toques de hierbas aromáticas, como por ejemplo perejil, albahaca o cualquiera que sea de nuestro gusto y un poco de pimienta para realzar el sabor.
  3. Una vez que el horno haya alcanzado la temperatura de 180º procedemos a hornear el pescado durante unos 15 minutos cada medio kilo. Cada horno es único en cuanto a la forma en que cocina los alimentos, así que trataremos de estar atentos para evitar que el pescado se reseque. Cuando el lenguado esté correctamente cocinado será sencillo separar la carne de la espina, por lo que para probar podemos usar un cuchillo realizando un pequeño corte sobre la espina grande central y empujar un poco la carne para ver si se desprende con facilidad del hueso. Si se queda pegada, continuaremos horneando. Además, es relativamente fácil de saber cuando está listo porque el color cambia de blanco pálido a blanco intenso y los rosáceos deben desaparecer excepto en la zona de las huevas si las tuviesen, que se volverán anaranjados.
Notas de la receta

Desafortunadamente, con las prisas de ponerle la comida a los niños no me acordé de hacerle una foto al pescado cocinado, así que cuando prepare el siguiente actualizaré la receta para incluirlo y que podáis ver como queda si es que no os he convencido para probar la receta 🙂

¿Qué te ha parecido esta receta?

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico las próximas recetas que vaya publicando dejándome tu dirección aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo click. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que creo que te gustarán bastante si tienes interés en cuidarte o cuidar de tu familia. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.

Comparte esta receta

Receta de cigalas al natural (Scampi Crudi)

Hace unos días hablaba de la importancia de incorporar pescado y marisco a la dieta y prometía que traería algunas recetas al blog para dar unas ideas distintas de platos que podemos preparar incluso en navidad. Este plato es realmente sencillo de preparar pero requiere de una materia prima de primera calidad y muy fresca, así que más que decidir qué día queremos prepararlo, debemos estar atentos al mercado y cuando se presente la oportunidad, por precio y por características, atrevernos a probarlo. Este plato que traigo hoy sólo tiene un ingrediente principal, las cigalas, y tres aderezos: aceite de oliva virgen extra, aceto balsámico de Módena y sal en escamas. También puede prepararse con gamba roja del mediterráneo, que en la zona sur llamamos gambas de Garrucha, por el caladero del pueblo almeriense del que suelen proceder.

Receta de Scampi CrudiLa proteína del marisco, a diferencia de otras proteínas que también son de alta calidad, como por ejemplo la del huevo, se puede asimilar bien en crudo, lo que hace que este sencillo plato sea muy nutritivo puesto que a su proteína de alta calidad vamos a añadir aceite de oliva virgen extra, también en crudo, sin alterar sus propiedades, una grasa de alta calidad que complementa a la perfección la ingesta de proteínas. Comencé a interesarme por los pescados y mariscos crudos hace ya bastantes años cuando tuve la suerte de poder comer en el restaurante Marea del chef Michael White en un viaje que hice a Nueva York. Como parte del menú degustación que tomamos, la mayor parte del pescado y el marisco que nos sirvieron -mucha variedad en muy pequeñas porciones- estaba absolutamente crudo. En aquel momento me produjo cierto recelo comer aquellos pescados y mariscos absolutamente crudos, pero al probar el primero comprendí lo que me había estado perdiendo hasta ese momento. Si todavía no lo has probado, trata de dejar de lado tus prejuicios y dale una oportunidad, porque te garantizo que te va a sorprender.

Receta de Scampi CrudiOriginalmente, esta receta creo que es Veneciana y se llama Scampi Crudi, y se prepara con cigalas de tamaño pequeño, de unos 10-12 centímetros desde la cabeza a la cola, sin contar las patas principales. Las cigalas (o gambas rojas si decides hacerlo así) deben ser muy frescas, pues las consumiremos crudas. Otra opción es comprarlas congeladas y consumirlas una vez que se hayan descongelado, pero el resultado no será el mismo porque la textura del marisco y del pescado cambia tras la congelación.

Como verás, te estoy sugiriendo que comas marisco crudo, mejor sin congelar, y esto va en contra de todo lo que nos dicen sobre el anisakis. No voy a extenderme mucho, pero hasta donde yo he podido investigar, el anisakis no infecta las gambas ni las cigalas y, en cualquier caso, al ser visible a simple vista en el pescado fresco, a mí me basta con estar muy atento cuando lo pelo. El anisakis vive en las vísceras de los pescados (principalmente merluza) y una vez muerto migra hacia el músculo, donde forma quistes. Si el pescado está muy fresco, aunque tenga anisakis, este se eliminará al eviscerar el pescado. Si ya no está tan fresco, el parásito habrá migrado hacia el  músculo y será más difícil de eliminar sin congelar ni cocinar. En cualquier caso, la zona de la ventresca y cercana a la cabeza es donde debemos prestar la máxima atención al limpiar o trocear el pescado. Si vas a consumir pescado crudo y decides no congelarlo, asegúrate de que es muy fresco, cómpralo sin vísceras y córtalo en casa, de manera que puedas examinarlo mientras lo cortas. En cualquier caso, es tu responsabilidad congelar o cocinar el pescado antes de consumirlo y yo sólo te cuento lo que yo he hecho o lo que hago habitualmente, cómo lo hago y porqué lo hago así, y si no tienes la seguridad de que el marisco o el pescado está libre de anisakis, lo más sensato es congelarlo o cocinarlo.

Volviendo a la receta, este plato debemos prepararlo justo antes de comer dado que su preparación es rápida y no tiene complicación alguna. Hasta el momento de la preparación, el marisco debe estar en frío, en la nevera por debajo de 5 grados.

Información nutricional
Receta de cigalas al natural (Scampi Crudi)
Cantidad por ración
Calorías 165 Calorías de la grasa 63
% valor diario*
Grasa total 7g 11%
Grasas saturadas 1g 5%
Grasas poliinsaturadas 1g
Grasas monoinsaturadas 4g
Colesterol 178mg 59%
Sodio 491mg 20%
Potasio 437mg 12%
Carbohidratos totales 0.3g 0%
Azúcares 0.2g
Proteínas 25g 50%
Vitamina A 2%
Vitamina C 2%
Calcio 3%
Hierro 5%
* Porcentajes diarios basados en una dieta de 2000 calorías.

Imprimir receta
Receta de cigalas al natural (Scampi Crudi)
Esta sencilla receta de cigalas al natural (scampi crudi) es altamente nutritiva y te permite seguir tu dieta baja en carbohidratos sin renunciar a los sabores y texturas.
Receta de Scampi Crudi
Votos: 0
Valoración: 0
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Cocina Española
Tiempo de preparación 15 Minutos
Raciones
Raciones
Cocina Española
Tiempo de preparación 15 Minutos
Raciones
Raciones
Receta de Scampi Crudi
Votos: 0
Valoración: 0
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Instrucciones
  1. Vamos a pelar las cigalas quitándoles la cáscara de la cola y dejando la cabeza y las patas pegadas al tronco, de forma que conserve su forma natural pero libre del exoesqueleto en el troco y la cola. El último anillo antes de la cabeza es el más complicado de quitar. Algunas personas no se lo quitan porque les cuesta hacerlo sin separar el tronco de la cabeza. Prueba a ver si puedes y si no lo dejas puesto, pues como ves en las fotos es bastante habitual.
    Receta de Scampi Crudi
  2. En una bandeja iremos depositando las cigalas y mantendremos en todo momento el frío. Si nos vamos a demorar antes de consumirlas, las taparemos con un film y las meteremos en la nevera. Unos tres minutos antes de consumirlas, las rociaremos, en este orden, con un chorrito de Aceite de Oliva Virgen Extra, unas gotas de Aceto Balsámico de Módena, y finalmente sal en escamas.
Notas de la receta

Si no tienes costumbre de consumir pescado y marisco crudo, esta receta te puede resultar algo extraña, pero si logras concentrarte en el sabor y la textura que vas a experimentar, puedo garantizarte que no querrás comer cigalas de ninguna otra forma en el futuro. Al evitar su cocinado, los sabores intensos del marisco y el agua de mar se acentúan al aderezarlos con el Aceite de Oliva, el vinagre de Módena y la sal en escamas. Opcionalmente, un ligero toque de pimienta molida puede terminar de resaltar todos los sabores del marisco.

Otros mariscos que mejoran ostensiblemente en sabor y textura al cocinarlos poco o consumirlos crudos son la gamba roja del mediterráneo (gambas de garrucha si vives en Andalucía) y los camarones (quisquillas si vives en la Costa del Sol).

¿Qué te ha parecido esta receta?

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico las próximas recetas que vaya publicando dejándome tu dirección aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo clic. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que creo que te gustarán bastante si tienes interés en cuidarte o cuidar de tu familia. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.

Comparte esta receta

Receta LowCarb para desayunar

Receta de Queso Fresco sin Carbohidratos para desayunar

El otro día se inició un hilo de comentarios en mi artículo sobre la proteína Casein Pro en el que una lectora hablaba de una forma de combinarla con queso fresco. Le habéis pedido la receta y me la ha enviado (gracias Alicia 😀 ) así que hoy la comparto. Se trata de una receta lowcarb que puede usarse para desayunar por aquello de que es dulce, pero también en cualquier momento del día.

Se trata simplemente de usar queso fresco batido, proteína en polvo sin sabor, como por ejemplo el Casein Pro y un poco de Bebidas Bolero del sabor que más os guste. Yo ya he probado con resultados magníficos todos los de frutos rojos (fresa, frambuesa, grosella negra, arándanos, mezcla de bayas y frutas del bosque) además del de mandarina, que fue el que me recomendó inicialmente Alicia y con el que hice las primeras pruebas.

Resulta paradójico que no he sido capaz de encontrar un queso fresco batido que no sea 0% materia grasa, por lo que esta receta anda corta en grasa. Me consta que existe el queso fresco batido con grasa, pero como las modas y la estupidez suelen ir de la mano, ahora resulta que no mola que el queso -que en esencia es grasa- tenga materia grasa. Si tampoco lo encontráis, para solucionarlo podéis usar semillas de lino dorado molidas, que además aportan fibra, o un par de nueces machacadas, que además le darán ese toque “muesli” a la mezcla.

Esta sencilla receta lowcarb para desayunar de manera saludable sustituye por ejemplo al temido batido mañanero y se prepara en unos pocos segundos aplicando las proporciones de cantidad que cada uno necesite. Lo que ocurre es que el queso fresco batido suele ser bajo en proteínas, por lo que añadimos una proteína en polvo para suplementar el aporte proteico de la receta. Si usamos una proteína sin sabor como el Casein Pro tenemos la ventaja de que podemos usar sobres de Bolero para endulzar y dar el sabor que queramos al desayuno. Lógicamente, este desayuno es absolutamente compatible con el café o el té de la mañana.

Información nutricional
Receta Lowcarb para desayunar
Cantidad por ración
Calorías 154 Calorías de la grasa 9
% valor diario*
Grasa total 1g 2%
Grasas saturadas 0.2g 1%
Sodio 0.1mg 0%
Carbohidratos totales 9g 3%
Fibra dietética 0.0003g 0%
Azúcares 9g
Proteínas 29g 58%
* Porcentajes diarios basados en una dieta de 2000 calorías.

Imprimir receta
Receta Lowcarb para desayunar
Con esta sencilla receta lowcarb podrás prepararte un desayuno altamente nutritivo que te reponga los nutrientes básicos que necesitas por la mañana.
Ingredientes del desayuno sin carbohidratos a base de queso fresco batido y proteína
Votos: 2
Valoración: 2.5
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Plato Postres
Cocina Española
Tiempo de preparación 15 Minutos
Raciones
Raciones
Plato Postres
Cocina Española
Tiempo de preparación 15 Minutos
Raciones
Raciones
Ingredientes del desayuno sin carbohidratos a base de queso fresco batido y proteína
Votos: 2
Valoración: 2.5
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Instrucciones
  1. Ponemos en un bowl la cantidad deseada de queso fresco batido. En este caso he optado por una ración de 250 g.
  2. Añadimos los gramos de proteína que estimemos necesarios. Por ejemplo, sin necesitamos 15 gramos de proteína en el desayuno y el queso que hemos comprado aporta 5 gramos, añadiremos 10 gramos de proteína en polvo. Mezclamos bien la proteína con el queso.
  3. Añadimos un poco de bebidas bolero del sabor que queramos. Recordar que un sobre está pensado para 1,5L de bebida, así que solo hay que usar unos gramos. Yo recomiendo que añadáis un poco, mováis y probéis. Si no os parece suficiente, siempre podéis añadir más, pero añadir mucho de golpe tiene poca solución.
    Desayuno nutritivo sin carbohidratos
Notas de la receta

Si acabáis comprando un queso desnatado porque no lo encontráis con materia grasa, lo idóneo sería añadirle alguna grasa a la mezcla. Se me ocurre a bote pronto machacar un par de nueces y añadirlas a la mezcla. También podemos añadir un poco de semillas de lino dorado molidas, que además de grasa aportan una gran cantidad de fibra, con lo que podéis matar dos pájaros de un tiro.

Se trata de una receta muy sencilla, pero creo que justo por eso se merece que la publiquemos en el blog. Muchas personas tienen especial dificultad con los desayunos bajos en carbohidratos, y esto se me ha antojado como una solución razonablemente rápida y sencilla para tomar a diario, pues es difícil aburrirse de los 57 sabores de bebidas bolero.

¿Te ha parecido interesante esta receta?

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico más recetas y los próximos artículos que escriba sobre alimentación sana dejándome tu dirección aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo clic. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que creo que te gustarán bastante si tienes interés en cuidarte o cuidar de tu familia. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.

Comparte esta receta

Receta de Torrijas Bajas en Carbohidratos

Receta de Torrijas sin Carbohidratos Terminadas de dos formas

Por mucho que uno quiera inhibirse, estamos en Semana Santa y los dulces típicos de estas fiestas van a comenzar a aparecer por todos lados. Da igual que no los compres, alguien te los traerá 🙂 . Este año he decidido adelantarme a los acontecimientos y en lugar de cruzar los dedos para que nadie los traiga a casa, me he decidido a hacerlos yo mismo, inventándome esta receta de Torrijas bajas en Carbohidratos. La verdad es que ha sido más sencillo de lo que pensaba y el resultado infinitamente superior. Me temo que mis dotes de fotógrafo armado con un móvil no son suficientes para transmitir el resultado final de esta preparación, que ha sido asombrosamente sabroso.

Para hacer torrijas siguiendo la receta tradicional hay que usar una gran cantidad de azúcar, carbohidratos de asimilación rápida y vacíos de nutrientes de interés para nuestro organismo. A esos carbohidratos tenemos que sumarles los del plan banco, la miel, etc. De modo que cuando comencé a pensar en esto, preparar una receta de torrijas bajas en carbohidratos se antojaba un poco complicado pues tres de los cinco ingredientes básicos de las torrijas digamos que están vetados en mi biblia de la alimentación.

Pan sin Carbohidratos Protobread de CiaoCarbPara sustituir el pan blanco habitual de las torrijas he utilizado el pan bajo en carbohidratos Protobread de CiaoCarb. Podría haber utilizado la receta de pan básico que Ana Román incluyó en nuestro libro Cocinar sin Carbohidratos, pero se me antojaba una dificultad adicional para hacer esta prueba. Ahora que se que la receta funciona, probablemente la próxima vez pruebe a hacerla con el pan básico del libro. En la receta de torrijas tradicional, la leche se infusiona con azúcar, canela, cáscara de limón y vainilla. Lógicamente, yo he eliminado el azúcar y el proceso de infusionado, pues la preparación de la lecha la he realizado en frío. Para darle un poco de consistencia a la leche y además aportarle un toque de sabor a vainilla he utilizado las proteínas Vitality 95, creando una ligera emulsión, a la que le he añadido un poco de ralladura de limón y un toque de canela, además del edulcorante Sweet Sensation, también de CiaoCarb, que funciona de maravilla para repostería y bebidas. Si no la conoces, te recomiendo que le eches un vistazo a la gama de productos bajos en carbohidratos del fabricante CiaoCarb pinchando aquí; te sorprenderá.

Aunque en la receta de torrijas de toda la vida estas se fríen en aceite de oliva, yo lo he sustituido por aceite de coco, que resiste mejor la temperatura y usado correctamente no se queda adherido a los alimentos, reduciendo por tanto el aporte de grasa de la receta de manera sustancial. Por último, para acabar las torrijas, la mitad las he cubierto en una mezcla de Sukrin Melis, que es un sustituto acalórico del azúcar glass, y canela y la otra mitad las he untado con Sukrin FiberSirup Gold, que es un sustituto de la miel de caña, prácticamente libre de azúcar (sólo un 5%). Al igual que con CiaoCarb, si no conoces la gama de productos bajos en carbohidratos de Sukrin, puedes verla aquí. En total y de principio a fin, yo diría que me ha llevado una hora terminar esta receta de torrijas bajas en carbohidratos, pero ha merecido la pena 🙂

Información nutricional
Receta de Torrijas Bajas en Carbohidratos
Cantidad por ración
Calorías 171 Calorías de la grasa 81
% valor diario*
Grasa total 9g 14%
Grasas saturadas 5g 25%
Grasas poliinsaturadas 0.1g
Grasas monoinsaturadas 1g
Colesterol 93mg 31%
Sodio 50mg 2%
Potasio 73mg 2%
Carbohidratos totales 7g 2%
Fibra dietética 16g 64%
Azúcares 3g
Proteínas 14g 28%
Vitamina A 5%
Vitamina C 0.2%
Calcio 9%
Hierro 3%
* Porcentajes diarios basados en una dieta de 2000 calorías.

Imprimir receta
Receta de Torrijas Bajas en Carbohidratos
Esta estupenda receta de Torrijas Bajas en Carbohidratos es perfecta para semana santa o para cualquier sobremesa en la que queramos algo dulce que nos permita adelgazar
Receta de Torrijas sin Carbohidratos Terminadas de dos formas
Votos: 0
Valoración: 0
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Plato Postres
Cocina Española
Tiempo de preparación 30 Minutos
Raciones
Raciones
Plato Postres
Cocina Española
Tiempo de preparación 30 Minutos
Raciones
Raciones
Receta de Torrijas sin Carbohidratos Terminadas de dos formas
Votos: 0
Valoración: 0
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Instrucciones
  1. Lo primero que hay que hacer es poner la leche en un bowl suficientemente grande y añadirle 30 gotas de edulcorante líquido Sweet Sensation de Ciao Carb o similar. Añadimos también la ralladura de medio limón y un poquito de canela molida, así como los 20 gramos de Vitality 95. Para mezclarlo todo, yo he usado un shaker de OutletSalud que tenía a mano. No he querido meterlo en una batidora porque aunque quería que la leche cogiese un poco de consistencia no quería hacer una emulsión muy firme, de modo que el shaker me ha servido para darle algo de volumen a la leche, eliminar todos los grumos y mezclar bien todos los ingredientes.
    Preparación de la leche en el shaker de OutletSalud
  2. A continuación cortamos la barra de pan Protobread de CiaoCarb en unas 12-14 rebanadas homogéneas. Ahora vamos a empapar todas las rebanadas en la leche, dejándolas sumergidas unos segundos para que el líquido penetre en el interior del pan y cuando las friamos estén esponjosas. Las rebanadas bien humedecidas las vamos poniendo en una bandeja y las dejamos reposar. Si ha sobrado mucha leche, podemos repetir el proceso porque significará que el pan no se ha empapado del todo. En cualquier caso, tiene que sobrar un poco de leche que vamos a utilizar más adelante. Lo interesante del pan CiaoCarb es que al tener la corteza blanda es un pan perfecto para preparar torrijas.
    Torrijas bañadas en leche antes de freirlas
  3. En un bowl batimos los huevos y añadimos dos o tres cucharadas de la leche mezclada que nos ha sobrado. Lo que queremos es trasladar un poco del sabor de la mezcla al huevo batido, pero sin excedernos. El huevo batido debe seguir siendo predominantemente amarillo. Si se nos pone muy blanco es que nos hemos pasado y lo que yo haría en ese caso sería añadir un huevo más. El huevo, al freírse se va a tostar y se pondrá oscuro dándole a las torrijas su habitual color marrón.
  4. En una sartén ponemos aceite de coco virgen a calentar. Yo utilizo Coconoil desde 2011 y el resultado siempre es excelente, aunque estoy seguro que hay otras marcas que también ofrecen buenos resultados. En esta ocasión he utilizado Coconoil Organic (ecológico), que es el que tenía en casa. Recuerdo que para usar adecuadamente el aceite de coco virgen para freir, este tiene que estar humeando. El aceite de coco tiene un punto de humo bajo, pero el hecho de que aparezca humo con la temperatura no nos indica que se esté quemando y sus propiedades se mantienen prácticamente inalteradas, pues la grasa saturada que predomina en el aceite de coco soporta muy bien la temperatura. Al freír con el aceite muy caliente sellamos rápidamente los alimentos que sumergimos en la fritura y el aceite no penetra al interior, reduciéndose considerablemente la cantidad de grasa que acaba en nuestro estómago. Además, si el sellado se ha producido con un ligero dorado, este tampoco absorberá mucho aceite, por lo que las torrijas no tendrán sabor a coco en absoluto.
    Las torrijas se fríen en Aceite de Coco
  5. Aunque tengo sartenes bastante grandes no quería que se me acumulase el trabajo y he optado por una sartén de dimensiones reducidas para freír las torrijas, de dos en dos o de tres en tres. Cuando el aceite esté muy caliente, cogemos una rebanada de la fuente, la pasamos bien por el huevo batido con las dos cucharadas de leche y la sumergimos de inmediato en el aceite. Repetimos el mismo proceso con una o dos rebanadas más y las dejamos dorar por ambos lados. Si no se doran rápidamente, el aceite no está lo suficientemente caliente y yo subiría el fuego un poco. Conforme las vayamos sacando de la sartén con una espumadera las dejamos sobre un papel absorbente para que suelten cualquier exceso de aceite que pudiesen traer de la sartén y las dejamos enfriar ahí unos minutos.
  6. Como veréis en la foto, he acabado esta receta de torrijas sin carbohidratos de dos maneras distintas. La mitad las he cubierto con Sukrin FiberSirup Gold, que es un sirope a base de fibra muy parecido en textura y sabor a la miel de caña, pero que solo aporta 5 gramos de azúcar por cada 100ml.
    Receta de Torrijas sin Carbohidratos Terminadas de dos formas
  7. La otra mitad de las torrijas las he terminado con una mezcla que he preparado en un plato con Sukrin Melis y canela molida.
    Mezcla de Sukrin Melis y Canela para las torrijas
Notas de la receta

Sukrin Melis es un edulcorante acalórico (0 calorías) preparado a base de Eritritol natural procedente de la fermentación de la fruta molido muy finamente. Como expliqué en este artículo, el Eritritol es uno de los polialcoholes que no se absorben en absoluto en el organismo, y aunque resulta ligeramente más caro que otros polialcoholes, sus características y procedencia natural justifican el precio. Como otros polialcoholes, el Eritritol deja cierta sensación de frescor en la lengua al evaporarse, por lo que estas torrijas no solo son un pelín más ligeras, sino que al paladar también lo parecen. Por lo tanto, tenemos una versión más contundente y dulce preparada con el Fiber Syrup Gold y una más ligera y menos dulce preparada con el Sukrin Melis, para que nadie pueda decir que no le gustan 🙂

La repostería no es mi especialidad, así que cualquier sugerencia para mejorar la receta es más que bienvenida en los comentarios!

¿Qué te ha parecido esta receta?

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico las próximas recetas que vaya publicando dejándome tu dirección aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo clic. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que creo que te gustarán bastante si tienes interés en cuidarte o cuidar de tu familia. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.

Comparte esta receta

Receta de Tarta de Chocolate sin Carbohidratos

El tiempo pasa para todos, y para mí también   😥   . Hace unos días celebrábamos que mi hijo mayor cumplía 17 años, así como quién no quiere la cosa, y para la ocasión le preparé una tarta de triple chocolate sin carbohidratos, una receta low-carb que me saqué de la manga usando lo que tenía a mano y sin complicarme demasiado la vida, aunque con un resultado realmente espectacular. Vaya por delante que la repostería no es lo mío y que en nuestro libro Cocinar sin Carbohidratos, casi todas las recetas de repostería son obra de Ana Román -lo mío es más bien lo salado-, pero me siento orgulloso del resultado dadas mis dulces limitaciones.

Preparado para elaborar bizcocho de chocolate sukrinEsta receta de tarta de chocolate sin carbohidratos la he elaborado utilizando exclusivamente productos sin azúcar y con una mínima cantidad de carbohidratos, casi insignificante, gracias a algunos de los productos de los que he ido hablando en el pasado y que tan buen resultado me dan. Para el bizcocho de la tarta he utilizado el preparado para bizcocho de chocolate de Sukrin. Para el relleno la crema de chocolate Protochoc de CiaoCarb y para la cobertura he usado las tabletas de Protochoc de CiaoCarb. Se trata de una tarta muy sencilla de preparar y que podéis tener lista en un rato. ¡Ojo con las cantidades! Como venían bastantes personas hice una tarta bien grande, así que salvo que tengáis también muchos invitados, os sugiero usar la mitad de los ingredientes que he usado yo. Aunque la receta no tiene apenas carbohidratos, sí que tiene una fuerte cantidad de proteínas y sobre todo grasa, así que hay que tomarla con moderación. Además, debido al alto contenido en fibra es muy saciante, así que tampoco apetece tomarse raciones demasiado grandes.

Tarta de chocolate sin Carbohidratos

Información nutricional
Receta de Tarta de Chocolate sin Carbohidratos
Cantidad por ración
Calorías 509 Calorías de la grasa 369
% valor diario*
Grasa total 41g 63%
Grasas saturadas 25g 125%
Grasas poliinsaturadas 1g
Grasas monoinsaturadas 3g
Colesterol 69mg 23%
Sodio 467mg 19%
Potasio 28mg 1%
Carbohidratos totales 10g 3%
Fibra dietética 13g 52%
Azúcares 1g
Proteínas 19g 38%
Vitamina A 9%
Vitamina C 0.3%
Calcio 3%
Hierro 1%
* Porcentajes diarios basados en una dieta de 2000 calorías.

Imprimir receta
Receta de Tarta de Chocolate sin Carbohidratos
¿Te apetece una tarta de chocolate pero no puedes tomarla porque estás a dieta? Aquí tienes una receta para prepararla sin azúcares, harinas ni carbohidratos en general.
Tarta de chocolate sin Carbohidratos
Votos: 0
Valoración: 0
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Plato Postres
Cocina Española
Tiempo de preparación 20 Minutos
Tiempo de cocción 40 Minutos
Raciones
Raciones
Plato Postres
Cocina Española
Tiempo de preparación 20 Minutos
Tiempo de cocción 40 Minutos
Raciones
Raciones
Tarta de chocolate sin Carbohidratos
Votos: 0
Valoración: 0
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Instrucciones
  1. Para empezar, preparamos el bizcocho de chocolate siguiendo las instrucciones en el paquete. Yo he mezclado dos paquetes para obtener un bizcocho de mucho diámetro y mucha altura, pero se puede hacer perfectamente la receta usando un solo paquete de preparado para bizcocho, lógicamente usando solo la mitad del aceite de coco y un solo huevo en lugar de dos. Yo uso aceite de coco para hacer el bizcocho porque me gustan sus propiedades y porque el aroma y sabor del coco en el bizcocho de chocolate casan muy bien. Cuando tengamos el bizcocho listo lo dejamos enfriar sobre una rejilla para que no se humedezca por abajo.
    Bizcocho de Chocolate Sukrin sin carbohidratos
  2. Cuando tengamos el bizcocho frío lo partimos en dos mitades de manera horizontal, para poder añadirle una capa de relleno. En esta ocasión, como mis hijos son muy chocolateros, he usado la crema de chocolate muy baja en carbohidratos de CiaoCarb, pero si hubiese sido una tarta para adultos es probable que hubiera optado por usar, una mermelada de frambuesa sin azúcares añadidos, una combinación increíble con el bizcocho de chocolate, o incluso la misma pero de fresa. El caso es hacer un poco de relleno cremoso al bizcocho. Otra opción podría ser preparar con Sukrin Melis, un poco de leche, un café e incluso unas gotas de brandy, un falso almíbar para emborrachar el bizcocho.
    Relleno de Crema de Chocolate belga con avellanas sin carbohidratos
  3. Volvemos a poner la parte superior del bizcocho sobre el relleno y en un cazo derretimos las tabletas de protochoc, que previamente habremos partido en pastillas, añadiendo un poquito de leche para facilitar la disolución. A mí me gusta el sabor del protochoc sin más, pero a mis hijos les resulta ligeramente amargo, así que le añado un poco de sukrin en polvo (melis) cuando se está derritiendo reservando unos gramos para la decoración final.
    protochoc derretido
  4. Una vez que esté derretido lo usamos como cobertura del bizcocho, cubriéndolo por completo y metiéndolo en la nevera para que se endurezca. La cobertura quedará dura pero no crujiente, así que no hace falta hacerla especialmente gruesa (salvo que nos guste mucho el chocolate 🙂 )
    Cobertura a base de protochoc derretido
  5. Para adornar la tarta de la foto hice un poco de nata montada a la que le añadí unas gotas de edulcorante líquido y cacao en polvo sin azúcar hasta obtener el sabor de la trufa. Primero batí la nata fría hasta que comenzó a ponerse espesa. En ese momento añadí el edulcorante líquido y continué batiendo hasta que se montó, momento en el cual añadí el cacao en polvo y continué hasta que acabó de coger la textura adecuada. Después la metí en una manga pastelera y la dejé en la nevera hasta momentos antes de servirla. Como veréis en la foto, soy absolutamente inútil a los mandos de una manga pastelera, jajajaja, pero lo que cuenta es el sabor supongo 😉
    porción de tarta de chocolate sin carbohidratos
Notas de la receta

¿Te ha gustado esta sencilla receta sin carbohidratos?

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico más recetas y los próximos artículos que escriba sobre alimentación sana dejándome tu dirección aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo clic. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que creo que te gustarán bastante si tienes interés en cuidarte o cuidar de tu familia. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.

Comparte esta receta